Parque Rio Acima, MG, Brasil

El proyecto fue encargado por el Ayuntamiento de Itabirito en Minas Gerais para el aprovechamiento de una antigua área industrial, el proyecto incluia una serie de naves que rehabilitabamos, a la vez que una gran plaza, unas piscinas y la recuperación del curso fluvial.

Todo nace del agua que acompaña al río hasta el mar, que construye el suelo con las riquezas disueltas en sus caudales, lo que hace crecer a los prantas, de los que emergen los árboles que acogen la fauna, las aves y pesa. Aire, tierra y agua, y el fuego de actividades, civitas, urbanidad que el parque y la sociedad que lo habita lo hacen florecer.

 

La colina desciende y las piezas caben en bandejas y hay ascensores, escaleras, rampas, cataratas, acantilados, roca, ... Un parque rodeado de montañas que te protegen del clima, los vientos, la ropa, ... Los juegos sutiles de los movimientos del suelo, las piscinas, los caminos, las escaleras, ..... 

 

Las piscinas rotas recuperan la idea de la integración de la naturaleza, incluso artificial recuerdan las formas irregulares de las cascadas que como en un gran escenario cierran el fondo del Parque y nace el agua, la vida del parque y el medio ambiente.

 

Progresivamente el Parque se integra en la ciudad, el verde se urbaniza, los árboles se alinean, el espacio verde da paso al asfalto y el canto de las aves se convierte en los rumores del edificio, el caos, la urbanidad.

 

La topografía se descompone tratando de utilizar las formas reglas, geométricas, de la razón, hasta llegar a la curva, la sutileza de la improvisación, la hifemística meandro, las colinas, las colinas, la condición de la línea que no se ha pensado y que nos involucra a todos, y nos da la bienvenida a todos, acompañando la voluntad de la naturaleza.

 

El arte como motor de la belleza, el elemento inspirador e integrador.

Slide14
Imagem1
Slide12
Slide8
Slide15
Slide16
Slide13
Slide11
Slide10
Slide9
Slide7
Slide6
Slide5
Slide3
Slide1
Slide4
Slide2